Óscar Ávila Calvo

Óscar Ávila Calvo

Sobre mí: Profesor de música en secundaria, pianista y compositor de bandas sonoras, en la actualidad soy Asesor Técnico Pedagógico en el Centro Regional de Formación del Profesorado de Castilla la Mancha. Experiencias educativas: Desde este centro lanzamos hace dos años el proyecto educativo “Crea la Banda Sonora de Tu Vida” con profesores de música de secundaria, que se convirtió en “Crea Banda Sonora 2.0” donde se incluyó también a profesorado de primaria y que finalmente nos hemos convertido en una asociación educativo-musical “CBS 3.0” y que ha desbordado los límites de Castilla la Mancha para extenderse por toda España.Estoy convencido de que la música es un elemento tan primordial en nuestra condición humana que sin ella posiblemente seríamos otra cosa, por lo que es indispensable la inclusión real y urgente de una enseñanza musical de calidad en las enseñanzas obligatorias del sistema educativo español.

La música como asignatura troncal. ¿EMPEZAMOS?

Crea Banda Sonora
Grupo colaborativo de docentes de música

La música como asignatura troncal ¿EMPEZAMOS?...

Empezamos de nuevo. Vamos a iniciar ya el cuarto curso de esta aventura (Crea la Banda Sonora de Tu Vida) que empezó con un entusiasta grupo de profesores de música (primero 20 ahora más de 50) que tenían una visión distinta de la metodología en el proceso enseñanza-aprendizaje de esta asignatura y donde el tiempo nos ha ido dando la razón. La razón en resultados académicos y sobre todo en resultados emocionales. No voy a hacer aquí un resumen de todo lo que hemos conseguido a lo largo de todos años. Solo resaltar lo que para mi es lo más importante: Nos hemos conocido y hemos compartido muchas experiencias educativas, algunas muy intensas.

La música y las artes en la educación obligatoria.
Llevamos un tiempo parados, un necesario periodo de descanso y reflexión. Este es la primera entrada de blog del curso 2016-2017 que hago en nuestra página (gracias infinitas Félix) del que espero que sea un fructífero año. Y empiezo pidiendo.

Cuando iniciamos esta andadura Antonio y yo os dijimos que teníamos primero que mostrar y demostrar antes de empezar a pedir. Tres años después tenemos que seguir mostrando y demostrando la importancia de nuestra asignatura en educación, ese es parte de nuestro trabajo. Pero creo que es hora de empezar a pedir. Pedir, ¿qué? De momento, y según mi opinión, deberíamos empezar pidiendo que dejen trabajar al profesorado de Música:

Que en Educación Primaria haya 45 minutos de clase semanal; Que no sea obligatoria impartirla, dejando a la buena voluntad de las autoridades de las CCAA (más bien al hecho de que no saben què hacer con el maestro especialista de música) su implantación o no; Que en ESO pongan a “competir” al profesorado de Música, Plástica, Tecnología, Francés, Religión, etc... para conseguir el alumnado suficiente para poder trabajar; Que socialmente esté mejor considerado impartir un segundo idioma extranjero en detrimento de una asignatura creativa; Que no exista continuidad en la impartición de estas enseñanzas, donde de repente un alumno hace música en primero, pero no en segundo o tercero pero a lo mejor si en cuarto; Que a los maestros de Infantil no aparezca en su programa de estudios formación musical específica cuando es una herramienta que utilizan constantemente... Simplemente es denigrante. Pero no es denigrante solo para el docente (que también), sino sobre todo, estos hechos son denigrantes para el alumno. Es denigrante porque “daña y menoscaba “ (definición RAE) la formación integral de los discentes. ¿Cómo es posible que nos podamos permitir el lujo como sociedad de negar la formación de nuestros hijos en educación musical y artística?.

Claro, que si como sociedad pensamos que la música “distrae” del estudio de las “asignaturas importantes” es normal que no nos preocupe este “genocidio educativo”. Así que, aunque repetido mil veces en nuestras reuniones, habrá que explicar y explicitar una vez más por qué la música es una materia fundamental en el proceso del desarrollo y crecimiento de nuestros hijos:

  1. Porque la música es una expresión humana que existe desde antes del nacimiento del primer humano.
  2. Porque es una de los pocas pocas actividades humanas que tienen y han tenido todas y cada una de los sociedades, grandes y pequeñas a lo largo de la historia y a lo largo y ancho de este mundo: quizá una tribu no tiene escritura o no saben contar más allá de los dedos de la mano. Pero cantan, eso seguro.
  3. Porque como dice Levi-Strauss si podemos explicar la música, podremos encontrar la clave de todo el pensamiento humano, o que el no tomar en cuenta seriamente la música debilita toda explicación de la condición humana .
  4. Porque según los estudios científicos solo el 5% de la población no está interesado en la música.
  5. Porque la práctica musical equilibra mente y cuerpo y a que es una actividad física y psíquica que se realiza simultáneamente.
  6. Porque según los científicos somos seres eminentementes emocionales y el lenguaje musical es básicamente emocional.
  7. Porque la práctica musical mejora la conectividad neuronal, al desarrollo sináptico y a la generación y regeneración de las neuronas.
  8. Porque la práctica musical mejora la memoria y retrasa la aparición de enfermedades mentales.
  9. Porque la práctica musical es la única actividad humana que pone en funcionamiento a la vez todo nuestro cerebro y por lo tanto mejora su rendimiento.
  10. Porque la práctica musical ayuda a restablecer relaciones sociales, limando susceptibilidades potenciando las individualidades personales sin menoscabar la de los demás.
  11. Porque, debido a todo esto, (y a muchas cosas más) la música es la actividad humana que menos distrae en el estudio de las materias importantes, al revés, es necesario la práctica de la primera para la mejor comprensión y aprehensión de las segundas, como han demostrado cientos de estudios científicos en decenas de universidades a lo largo del mundo.

Y para quien prefiera una educación destinada a la futura búsqueda de empleo, la industria musical genera más de 1000 millones de Euros al año dando empleo a 50000 personas (En Reino Unido los datos arrojan una cifra de negocio de 4100 millones de libras y 117000 puestos de trabajo, en un país donde el turismo no es tan importante como en el nuestro).

Conclusión
Como vemos, la exclusión de la enseñanza musical en el sistema educativo es un sinsentido, fuera de toda lógica. Bueno, pues parece ser que nos toca (en el momento histórico en el que estamos) hacerlo ver a la sociedad. Así que esta es mi petición. Os pido que entre todos digamos al mundo que la música tiene que estar en el sistema educativo español, no como algo residual, sino como materia fundamental. Adjunto a esta entrada de blog una carta y una hoja de firmas para empezar a recogerlas. Paralelo a esto crearemos un ChangeOrg para poder conseguir el mayor número de firmas posibles y presentarlas a los grupos políticos para que en el próximo pacto educativo o en la próxima ley educativa la música tenga el espacio mínimo que debe tener. Necesitamos 500.000 firmas de personas mayores de edad. Es un trabajo arduo, pero confío en que algo tan obvio se convierta pronto en una realidad. Mucho ánimo compañeros. Es hora de pedir. Pedir que nuestros hijos tengan una educación mejor.

Enlace de Change.org: https://www.change.org/p/ministerio-de-educaci%C3%B3n-cultura-y-deportes-la-m%C3%BAsica-como-asignatura-troncal-en-las-etapas-obligatorias-del-sistema-educativo?recruiter=18093053&utm_source=share_for_starters&utm_medium=copyLink

Somos músicos a pesar de nuestros profesores

“Coloca bien la mano – utiliza mejor el dedo 3 en vez del 4 – este pasaje es más piano – cuidado con el ritmo – la tercera semicorchea es sostenido”. Si conocéis la sensación opresiva al oír todas estas frases seguidas, una tras otra, referidas a un mismo pasaje musical de apenas cuatro compases con nueve o diez años, y os dedicáis a la música la frase que da título a este blog está dedicado a vosotros. A mí me la dijo hace muchos años mi profesora de Pedagogía Musical y no sé por qué (bueno, sí que lo sé) se me quedó grabada a sangre y fuego y de vez en cuando me viene a la cabeza.

Fijaos en la siguiente imagen:

musica y cerebro II

Esto es la imagen de un cerebro haciendo música. Como podéis ver todo el cerebro está en funcionamiento, algo que solo pasa con la música. Si nos escanean el cerebro resolviendo una ecuación se iluminará alguna parte cerebral, si escribimos un relato y nos hacen un TAC, se ilumina otra región. La acción musical es la única que necesita de todo el cerebro para funcionar correctamente. Con esta imagen posiblemente se entienda mejor aquella sensación nuestra después de oír la retahíla de frases que nos espetaban sin conmiseración ninguna ante nuestras posibles torpezas interpretativas y es que nuestros profesores, pobrecitos míos, no habían visto esa imagen cerebral. Si la hubieran conocido quizá se habrían dado cuenta de lo difícil que nos era poner en marcha todos esos miles de millones de circuitos cerebrales (no estoy exagerando) a la vez. Sobre todo teniendo en cuenta que dichas conexiones neuronales se estaban formando en esos años gracias a nuestro estudio musical diario:

  • “Coloca bien la mano” – activación sináptica en la región de la Inteligencia corporal;
  • “Utiliza mejor el dedo 3 en vez del 4” - activación sináptica en la región de la Inteligencia corporal, espacial y asociación lógico matemática;
  • “Este pasaje es más piano” – activación sináptica en la región de la Inteligencia emocional y asociación lógico lingüística;
  • “Cuidado con el ritmo” – activación sináptica en la región de la Inteligencia lógico matemática;
  • “La tercera semicorchea es sostenido” – activación sináptica en la región de la Inteligencia musical y espacial.

¿Cómo pretendían esos profesores que creásemos, desarrollásemos y controlásemos a la vez e instantáneamente miles de millones de relaciones neuronales? ¿No hubiera sido mejor encender todos “los botones de encendido” progresivamente?

Y ahora que nosotros somos los profesores, ¿qué es lo que hacemos? Nosotros no tenemos excusa, conocemos la imagen. Sabemos más sobre el funcionamiento de la música en nuestro cerebro y cómo actúan las emociones en él así como su relación con la música. ¿Sabemos “encender los botones” de nuestros alumnos en el orden y a la velocidad correcto?

Oscar Avila Calvo

Somewhere only we know - Keane

SomewhereOnlyWeKnowKeane

Canción: Somewhere only we know
Artista/Grupo: Keane
Duración: 3' 54''
Adaptación escolar para flauta e instrumental Orff
Base musical: SÍ
Autor de la adaptación: Óscar Ávila Calvo


¿Conoces más datos de la canción? Envíanos un comentario (más abajo puedes hacerlo) y ayúdanos a completar su ficha.

Descárgala aquí

Happy - Pharrel Williams

Happy

Canción: Happy
Artista/Grupo: Pharrel Williams
Duración: 4' 06''
Adaptación escolar para flauta, instrumental Orff y dispositivos móviles.
Base musical: SÍ
Autor de la adaptación: Óscar Ávila Calvo


¿Conoces más datos de la canción? Envíanos un comentario (más abajo puedes hacerlo) y ayúdanos a completar su ficha.

Descárgala aquí

Una gramática universal de la música

Según Noam Chomsky las lenguas humanas están constituidas de una especia de gramática universal. Nacemos al parecer con un “patrón lingüístico básico” incrustado en nuestra genética al cual se amoldan todas las lenguas.

Chomsky advierte que los niños aprenden la lengua sin ningún tipo de estudio sistemático y sin marco de referencia para basar su comprensión. Esto puede deberse a que no solo la capacidad para el lenguaje sino también a la existencia de una gramática fundamental innatas Es casi seguro, afirma, que las personas no nazcan 'programadas' para un lenguaje en particular (un bebé chino criado en USA hablará en inglés idénticamente a un norteamericano en tanto que un norteamericano rodeando de gente que hable chino hablará chino idénticamente a un chino), de modo tal que existe una gramática universal subyacente a la estructura de todas las lenguas. Chomsky empleará un sistema de símbolos comparables a las operaciones matemáticas con el objeto de formular las operaciones de tal gramática universal. (http://comunicacion.idoneos.com)

Y ¿qué sucede con la música? También existe una “gramática universal” para la música? ¿Podemos apreciar estructuras básicas fundamentales en las músicas de cualquier lugar del mundo y en cualquier período histórico?

Por definición todos los estilos musicales son acordes a un conjunto de reglas que definen dicho estilo. Si estas reglas no son seguidas entonces la pieza musical puede sonar tan incorrecta como una frase hablada donde se han roto las reglas gramaticales.

Fred Ledhard y Ray Jackendorff establecieron en 1983 (Teoría generativa de la Música Tonal) que el conocimiento de la música tonal se basa en una competencia musical que es innata. Pero claro, no toda la música es “tonal” en el sentido occidental de la palabra.

Daniel Levitin cuenta en su libro “El cerebro musical” como, cuando un antropólogo pidió a una tribu pigmea si podrían interpretar alguna pieza occidental -el canto pigmeo tradicional consta de complicadas polirritmias contrapuntísticas -, éstos cantaron “Let it be” con una afinación perfecta. Levitin especifica también, que los intérpretes cantaban la música occidental con cierta “desgana”.  Esto puede significar simplemente, que los miembros de esta tribu habían escuchado música occidental y la imitaban, pero quizá subyace en este ejemplo la idea de que efectivamente pueda existir un conjunto de reglas musicales universales comprensibles por todo ser humano. 

Esta teoría, aunque sea quizá algo anodina, reafirma de nuevo (de ser cierta) la universalidad de la música y su enraizamiento en lo más profundo del ser humano.

 

Óscar Ávila Calvo

Óscar Ávila Calvo

Sobre mí: Profesor de música en secundaria, pianista y compositor de bandas sonoras, en la actualidad soy Asesor Técnico Pedagógico en el Centro Regional de Formación del Profesorado de Castilla la Mancha.

Experiencias educativas: Desde este centro lanzamos hace dos años el proyecto educativo “Crea la Banda Sonora de Tu Vida” con profesores de música de secundaria, que se convirtió en “Crea Banda Sonora 2.0” donde se incluyó también a profesorado de primaria y que finalmente nos hemos convertido en una asociación educativo-musical “CBS 3.0” y que ha desbordado los límites de Castilla la Mancha para extenderse por toda España.
Estoy convencido de que la música es un elemento tan primordial en nuestra condición humana que sin ella posiblemente seríamos otra cosa, por lo que es indispensable la inclusión real y urgente de una enseñanza musical de calidad en las enseñanzas obligatorias del sistema educativo español.

Creación de bases musicales

Taller sobre las posibilidades pedagógicas de la creación de bases musicales para la interpretación con instrumental Orff y dispositivos móviles, consiguiendo un sonido muy cercano al real, garantizando que los alumnos se sientan partícipes de la música que interpretan, motivándolos plenamente.

Música como asignatura troncal en el sistema educativo

¿Por qué la música debe ser la asignatura troncal del sistema educativo?

En la actualidad existe una renovación metodológica de la pedagogía por parte de muchos profesores que está produciendo una pequeña revolución (pequeña por el volumen de docentes que lo practican) en diferentes aulas (que no centros) de toda España y que está demostrando que funciona. En nuestra opinión (la de la comunidad CBS) funciona porque a través de estas metodologías se pone el foco en los aspectos emocionales y sociales de la enseñanza y aunque conseguir el contenido curricular no sea el objetivo último, se termina consiguiendo en un amplio porcentaje.

Nosotros a través de nuestro proyecto (Crea Banda Sonora) hemos utilizamos varias de estas metodologías (trabajo por proyectos, aprendizaje de servicio, trabajo cooperativo, emprendimiento y nuevas tecnologías, principalmente) y hemos visto unos resultados sorprendentes. Por ejemplo el 40% de alumnos participantes en las encuestas finales del proyecto en el curso pasado (450) afirman haber mejorado sus calificaciones en asignaturas que no son la música, además de conseguir mejoras significativas en la convivencia y en el estado de ánimo de los discentes.

Entonces nuestra pregunta es ¿estos resultados han sido por el uso de estas metodologías o por la asignatura de música?
Antes de lanzar nuestra hipótesis cabe señalar que, por la naturaleza intrínseca de la propia música y por lo que ésta significa en niños y adolescentes, es comprensible que sea la música una asignatura sobre la que se articulen fácilmente proyectos que apliquen metodologías activas.

Pero nosotros vamos más allá o mejor dicho por un camino paralelo.

Neurociencia e Inteligencias Múltiples

Los neurocientíficos nos aseguran que la actividad humana que más partes del cerebro ilumina (según las técnicas modernas de imagen) es la práctica (o el pensamiento) musical (Levitin, “la música en seis canciones”) También la audición, pero sobre todo tocar, cantar, danzar, componer, etc. Además se ha demostrado que la música ayuda a la neurogénesis y mejora rápidamente la generación de nuevas conexiones sinápticas cerebrales o interhemisféricas (Jauset, “Cerebro y música, una pareja saludable). Esto parece significar que la práctica musical tiene que ser algo muy importante para el ser humano ya que la evolución ha hecho que sea ésta la actividad que más energía utiliza el órgano humano que más energía consume, y como señala Dawkins uno de los aspectos fundamentales de la evolución es el ahorro de energía.

Por otro lado Gardner identifica como una de las inteligencias la musical. Solo la identificación como tal me resulta muy curioso pues es la única que se refiere a algo concreto. Quiero decir que mientras la lingüística o la lógico-matemática o la inter o intra personal se refieren a capacidades muy generales y que cada una engloba múltiples aspectos de las habilidades humanas la musical en cambio sólo se refiere a la capacidad de hacer música, nada más. Además Gardner nos da la clave de nuestra hipótesis al afirmar que una inteligencia debe servir para resolver problemas. Pues bien, ¿cuál es el problema que resuelve la música?

Desde Darwin los biólogos llevan decenios intentando discernir PARA QUÉ SIRVE LA MÚSICA. Es curioso que mis antiguos alumnos me hacían esa misma pregunta cuando les enseñaba los contenidos curriculares que me pedía la ley. En cuanto mandé la ley al cuerno y me puse a HACER música esa pregunta desapareció.

Recientemente Steve Pinker denominó a la música como el “Pastel del queso” de la evolución, algo muy placentero pero en absoluto determinante para el ser humano. Creo que con lo dicho más arriba la afirmación del señor Pinker pueda ser demasiada aventurada. Y además voy a añadir algún dato más para reforzar nuestra teoría (teoría que no hemos desvelado todavía)

El primer órgano que desarrolla (de manera completa) un feto humano es el oído, por lo tanto lo primero que hace un ser humano es oír. Nuestro cerebro es plástico, moldeable, y son los estímulos externos (posteriormente los internos también lo harán) los que moldearán el cerebro. Parece lógico pensar que las primeras estimulaciones que recibe el feto, y por lo tanto, que empezarán a moldear su cerebro, serán rítmicas (latidos del corazón, presión sanguínea…) y tonales (la prosodia, es decir, el canto en el lenguaje de su madre). Por tanto, el cerebro de un feto quizá se empiece a tomar forma gracias a estimulaciones sonoras, rítmicas y tonales, o sea, musicales, e imagino también que a la vez se irán conformando las partes emocionales básicas de su pequeño cerebro por lo que la imbricación entre ambas debe ser brutal.

Todas estas cosas me aventuran a inferir que la Inteligencia musical es la primera de todas las inteligencias múltiples que se desarrolla y que de ésta, según se va evolucionando el cerebro, surgen el resto a través de las relaciones sinápticas que, como han demostrado Artenmüller y otros, la música acelera.

¿Y qué relación tiene esta teoría (de ser cierta, claro) en la escuela? Pues hombre, si todo lo anterior es cierto podría significar que la música debiera ser la herramienta sobre la que se articulara resto de asignaturas, sobre todo en las primeras etapas de la enseñanza, y que luego cada una de las inteligencias-asignaturas fuesen teniendo cada vez más relevancia por sí mismas. Por eso decimos en el título que la música debe ser la asignatura troncal en las enseñanzas obligatorias.

Esto, que puede parecer la chaladura de cuatro locos, si se reflexiona un poco se verá que quizá no sea tal chifladura, pues ya se trabaja así aunque de manera inconsciente. ¿O es que alguien se imagina enseñar lo que sea en Educación Infantil (0-6 años) sin que haya música por medio? Menos mal que los maestros de infantil han estudiado música.

Óscar Ávila Calvo

Stop the drama

Documentación del evento
STOP THE DRAMA, START THE MUSIC.

Cuenca, 17 de Octubre de 2015

Descarga aquí el pdf

¿Por qué la música debe ser la asignatura troncal del sistema educativo?

En la actualidad existe una renovación metodológica de la pedagogía por parte de muchos profesores que está produciendo una pequeña revolución (pequeña por el volumen de docentes que lo practican) en diferentes aulas (que no centros) de toda España y que está demostrando que funciona. En nuestra opinión (la de la comunidad CBS) funciona porque a través de estas metodologías se pone el foco en los aspectos emocionales y sociales de la enseñanza y aunque conseguir el contenido curricular no sea el objetivo último, se termina consiguiendo en un amplio porcentaje.

Suscribirse a este canal RSS